Por la paz y la soberanía de Venezuela, ¡basta de injerencia!

[Português aqui]
El Centro Brasileño de Solidaridad a los Pueblos y Lucha por la Paz (Cebrapaz) manifiesta su repudio a las medidas para deponer al presidente de Venezuela Nicolás Maduro, que asumió el 10 de enero un nuevo mandato conferido por el voto popular. Por eso, rechazamos contundentemente las declaraciones de casi una decena de países, encabezados por EEUU, que afirmaron reconocer al golpista Juan Guaidó, sin la legitimidad que sólo el pueblo puede conferir, como presidente de Venezuela.

Venezuela - Cebrapaz2

Tal prepotencia debe ser condenada como el atropello que es al derecho internacional y a los principios basilares de las relaciones entre las naciones.

Cebrapaz expresa, sin titubear, la defensa de la soberanía, de la autodeterminación de los pueblos y de la solución negociada de los conflictos. Así, sólo corresponde al pueblo venezolano superar su crisis interna, defendiendo su independencia para definir los rumbos de las transformaciones emprendidas desde los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, con masivo respaldo popular.

El apoyo de que goza el gobierno de Venezuela por amplios segmentos fue probado en casi dos decenas de elecciones. Por eso, medidas ofensivas tienden a precipitar una confrontación, haciendo del pueblo venezolano su víctima primera, vulnerando la democracia y la seguridad que golpistas e injerencistas, como el imperialismo estadounidense y sus aliados regionales, dicen defender.

En este punto, el Cebrapaz — acompañado de innumerables entidades populares, de los partidos progresistas y de las fuerzas democráticas en general en Brasil — reafirma su completo repudio a la posición asumida tanto por el gobierno golpista de Michel Temer como por el gobierno recientemente inaugurado y de extrema derecha de Jair Bolsonaro, servil a la agenda de EEUU. Se trata de un rompimiento con la tradición diplomática de Brasil de no injerencia y con el recorrido que venimos consolidando, de trabajo conjunto con nuestros vecinos por una integración regional solidaria y soberana, de fortalecimiento de los lazos de amistad y cooperación entre naciones hermanas.

Brasil, al apoyar a Guaidó, escribe una de las páginas más deplorables de su historia diplomática, como sabujo de los intereses estratégicos de Washington en contraposición a la apuesta de otrora en la mediación de conflictos. Élites venezolanas — teniendo al frente de intentos anteriores a Leopoldo López y ahora Juan Guaidó –, Estados Unidos y sus aliados, como el Grupo de Lima, parecen exponer a la región a un riesgo de tensiones inédito desde la guerra con Paraguay del siglo XIX.

Sin embargo, no es la primera vez que el gobierno venezolano es puesto a la prueba. Resistirá otra vez, por lo tanto, a las presiones golpistas internas e internacionales, para restablecer el diálogo nacional democrático y soberano. Para ello, el pueblo venezolano seguirá contando con el respaldo y la solidaridad indoblegable de las fuerzas de paz y democráticas en Brasil, América Latina y el mundo.

¡Basta de injerencia y desestabilización, ya!
¡Por la soberanía y la paz en Venezuela!

Antônio Barreto
Presidente de Cebrapaz
24 de enero de 2019