Presidenta del Consejo Mundial de la Paz reafirma apoyo a la defensa de la soberanía contra intentos golpistas en Venezuela

{Português} {English}

La presidenta del Consejo Mundial de la Paz, Socorro Gomes, emitió una nota de solidaridad con el pueblo venezolano este viernes (30), frente a la intensificación del intento golpista en el país y a la inflamada retórica imperialista contra Venezuela. Socorro reafirmó el apoyo de la entidad a la defensa de la soberanía nacional y a la resistencia contra la injerencia extranjera, que ha apoyado y promovido los avances de las fuerzas reaccionarias en el país, culminando en los recientes ataques a dos edificios gubernamentales, el 27 de junio. Lea el texto siguiente:

¡Contra la injerencia, la agresión y el golpe de Estado en Venezuela!

Denunciamos una vez más la campaña de desestabilización y creación del caos contra la República Bolivariana de Venezuela, campaña que el 27 de junio se intensificó con los atentados contra la Corte Suprema de Justicia y el Ministerio del Interior, Justicia y Paz, en la capital, Caracas.

En los atentados, según las autoridades venezolanas, un helicóptero hurtado de la base aérea de La Carlota realizó 15 disparos en el área del Ministerio y luego lanzó cuatro bombas lacrimógenas contra la Corte, en una manifestación de cobardía, con verdaderos actos terroristas. Sin embargo, saludamos la disposición del Gobierno venezolano a disuadir a los intentos de las fuerzas violentas que pretenden desencadenar una guerra civil en el país. Éstas son las fuerzas que el imperialismo estadounidense defiende bajo el pretexto de “promover la democracia”.

El Consejo Mundial de la Paz se une a todas las fuerzas que defienden la soberanía de las naciones en la resistencia contra la política de injerencia, amenazas y agresiones que son la base de la política exterior de Estados Unidos y de sus aliados (o servidores). En América Latina, esta política se traduce cada vez más en la militarización de la región y en el apoyo ofrecido por la potencia imperialista a las fuerzas más reaccionarias de la derecha fascista y antipatriota, que no mide esfuerzos para tomar el poder, aunque sus acciones cuestan la vida de los compatriotas, la desestabilización y la entrega de sus países a la dominación extranjera.

La promoción de golpes de Estado, ya sea por la fuerza o disfrazada de procesos judiciales, es evidentemente una táctica del imperialismo para hacerse con el control de la región, ya que no está satisfecho con el proceso de construcción de la independencia, proceso en el que la República Bolivariana de Venezuela juega un papel central.

Frente a la valiente resistencia del pueblo venezolano contra la injerencia y las amenazas de Estados Unidos, las fuerzas reaccionarias vuelven a recurrir a la guerra económica y mediática, los intentos de golpe de Estado y la violencia.

Por lo tanto, apoyamos resueltamente la determinación del pueblo venezolano de seguir gobernando su destino, siendo la iniciativa más reciente la convocatoria del Gobierno del Presidente Nicolás Maduro para una Asamblea Constituyente popular, una forma de democracia participativa desconocida por las potencias imperialistas que intentan demonizar a la República Bolivariana.

Reiteramos nuestra solidaridad con el pueblo venezolano y las fuerzas de paz del país, como el Comité Solidaridad Internacional (COSI), miembro del CMP. En alerta contra el intento de golpe de Estado, apoyamos el derecho del pueblo venezolano a defender su independencia en la búsqueda de un proceso pacífico y soberano que pueda construir la solución a la crisis en el país.

Socorro Gomes,

Presidenta del Consejo Mundial de la Paz