Contra las amenazas imperialistas y golpistas, apoyo decidido al pueblo venezolano en la defensa de la paz soberana

[Para ler em português, clique aqui]

El Centro Brasileño de Solidaridad con los Pueblos y Lucha por la Paz (CEBRAPAZ) vuelve a condenar las amenazas del gobierno de Estados Unidos y de sus aliados en la región contra Venezuela y repudia la participación de Brasil en esta farsa. Las acciones desestabilizadoras de los golpistas y del imperialismo estadounidense intensifican la crisis para derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro mientras el gobierno de Donald Trump toma medidas coercitivas imponiendo sanciones que afectan al pueblo venezolano y amenazando con una criminal agresión militar.

Nicolás Maduro - Venezuela 23 fevereiro 2019

¡La ignominia de esta ofensiva debe ser repudiada en los más firmes términos por gobiernos y organizaciones intergubernamentales regionales y mundiales, en declaraciones y acciones! Ya es rechazada por entidades populares internacionales, incluso en Brasil, donde nos solidarizamos con el pueblo venezolano en su defensa de la soberanía y reforzamos nuestro apoyo formando comités y realizando acciones en creciente frecuencia. La valiente resistencia y el altivo rechazo del pueblo venezolano a la injerencia quedan demostrados en masivas manifestaciones y en la firme movilización de las fuerzas democráticas en Venezuela.

Rechazamos cualquier implicación de Brasil en maniobras contra Venezuela, travestidas de promoción de la democracia o de ayuda humanitaria, siguiendo el guión estadounidense. Una ofensiva militar, sugerencia de Trump, tendría consecuencias destructivas tanto para el pueblo venezolano como para toda la región; traería sufrimiento a la población y perjudicaría quizá de forma duradera las relaciones entre naciones vecinas.

Como ya reiteradamente denunciado, la cínica oferta de la llamada “ayuda humanitaria” por EEUU y por gobiernos lacayos es táctica conocida del imperialismo para imponer condiciones a gobiernos o infiltrar en el país armamentos y otros equipos usados ​​por las bandas golpistas. No faltan evidencias de las medidas soberanas tomadas por el Gobierno Maduro, cuya legitimidad es conferida por el voto popular, para corresponder a las emergentes necesidades de su pueblo, con la compra de productos de países amigos o la apertura a la recepción de ayuda de organizaciones multilaterales.

La alegación de gobiernos como el de Colombia y el de Brasil, este liderado por un proto-fascista, de que defienden la democracia y el bienestar de los ciudadanos venezolanos, es no sólo una falsedad de enorme descaro, ya que bien conocemos la falta de inclinaciones democráticas o humanitarias del actual presidente, como aún una flagrante injerencia en los asuntos internos de la nación hermana. Es, como hemos denunciado, el rompimiento de la tradición diplomática construida en Brasil de no injerencia, de aprecio por la paz y la estabilidad regional y, de 2003 a 2016, de promoción de la integración regional soberana y solidaria, asentada en la amistad entre los pueblos latinoamericanos y caribeños.

Cebrapaz, como otras entidades y comités en Brasil, también vuelve a denunciar el reconocimiento del usurpador Juan Guaidó como “presidente interino” de Venezuela y la acogida de la representante diplomática de esta banda golpista en Brasil, que ya se reunió con el canciller brasileño. Tales movimientos son enteramente ilegítimos y contribuyen a la desestabilización regional.

América Latina y el Caribe es Zona de Paz y tal compromiso no corresponde con el retorno a un pasado de subordinación al imperialismo estadounidense, que por décadas promovió golpes y respaldó gobiernos antidemocráticos y ahora busca promover una confrontación directa, en su estrategia para mantener el control sobre la región. Por eso, reforzamos el apoyo al pueblo venezolano en su lucha por la paz soberana en su país.

¡Saquen las manos de Venezuela, ya!
¡Por la paz y la soberanía en Venezuela y en la región!
¡Por la amistad y la solidaridad entre los pueblos de América Latina y el Caribe!

Antônio Barreto
Presidente de Cebrapaz